El gran día de Obama

Scritto da: il 20.01.09
Articolo scritto da . Giornalista e saggista catanese. Dopo 18 anni altrove (prevalentemente a Bologna e a Roma, con una puntata a Turku, in Finlandia, e numerosi viaggi per il nord Europa) , è rientrato a CT e cerca, insieme ad alcuni amici, di capire (prima) e spiegare (poi) i meccanismi socio-politici che presiedono al "funzionamento" del microverso dell'Isola. Senza comunque dimenticare il resto del globo, dove ogni giorno accadono eventi che spessissimo sono (di molto) piú importanti di quelli siciliani ed etnei ... Con questo blog, chiamato "The Lo Re Report" in onore del fantastico "The Colbert Report" dell'umorista americano Stephen Colbert, Lo Re - che si sta sentendo profondamente scemo a scrivere di se stesso in terza persona - intende dare agli amici e conoscenti interessati alle sue analisi (non oltre i 24, uno in meno dei lettori del Manzoni, per carità) uno strumento piú agile e dinamico del sito, che per sua natura (nonché per ignavia del Lo Re stesso) è certo ben statico.

Barack Obama toma hoy posesión como el 44º presidente de EE UU en el Capitolio de Washington en una ceremonia vigilada por miles de policías y que seguirán millones de personas

David Alandete, Washington, 20.01.2009

Hoy es el gran día para Barack Obama, que esta tarde toma posesión como el 44º presidente de EE UU.
Falta poco más de una hora para el inicio de la tradicional ceremonia que culminará con el juramento del nuevo mandatario ante el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts.

Entre dos y tres millones de personas seguirán el juramento desde el National Mall y los alrededores del Capitolio de Washington, una ciudad blindada con miles de policías encargados de salvaguardar la seguridad de una jornada histórica.

Desde muy tempranas horas de la mañana, miles de personas han hecho largas colas para acceder a la zona del Nacional Mall desde donde presenciarán el momento histórico en que Obama sea investido como el primer presidente negro de Estados Unidos.

Muchos han venido a la capital estadounidense de todos los rincones del país Estados Unidos, en coche, por avión. Y a pesar de soportar temperaturas bajo cero a la intemperie, estrictos controles de seguridad y realizar largas caminatas para llegar al sitio de la ceremonia, se respira un ambiente de gran emoción, informa David Alandete desde Washington DC.

Miles de afroamericanos, con gorros y camisetas con la imagen del presidente electo, han venido de todo el país, algunos lloran, otros cantan, y otros gritan Yes we did (Sí lo hicimos), parafraseando al Yes we can (Sí, podemos), el lema de Obama en la campaña.

Uno de ellos es Cedric Jordan, de 49 años, que ha conducido con su mujer y sus tres hijos desde Atlanta -nueve horas en coche – y ha llegado a las siete de esta mañana a Washington. Esperan emocionados, y bien abrigados con mantas, en una zona por donde pasará la caravana de Obama una vez terminada la ceremonia de investidura.

«He traído a mis hijos porque éste el momento en que se va a hacer historia. A partir de ahora cuando Obama llegue a la Casa Blanca ellos sabrán, como afroamericanos, que cualquier sueño que tengan se puede cumplir. Hoy es el día en que el sueño de Martin Luther King de que todos somos realmente iguales se va a convertir en realidad», ha dicho Jordan emocionado.

La capital estadounidense, sede del gobierno federal y con una imagen de ciudad seria, es el escenario hoy de una fiesta histórica. Kathy Wigert, de 35 años, ha dicho que nunca había visto a su ciudad como hoy, toda llena de alegría. «La gente te mira a los ojos y se puede notar que la ilusión por fin ha llegado a este país. Es un momento increíble y ahora lo que tenemos que hacer es tener paciencia y darle a Obama la oportunidad de que cumpla todas sus promesas».

Juramento histórico
«Juro solemnemente que ejecutaré con fidelidad el cargo de presidente de los Estados Unidos de América, y que pondré toda mi capacidad para preservar, proteger y defender la Constitución de los EE UU». Ésta es la fórmula que Obama pronunciará ante Roberts, con la cual se convertirá en el nuevo inquilino de la Casa Blanca. Antes de dirigirse a su nueva residencia, Obama pronunciará un discurso, el primero como presidente y el más importante de su meteórica carrera política.

Muchos invitados seguirán la ceremonia desde las tribunas habilitadas en los jardines del edificio que alberga el Congreso estadounidense, pero millones – entre dos y tres – lo harán desde el inmenso paseo de hierba que conecta el capitolio con el Obelisco (monumento a Washington) y con el monumento a Lincoln, los más importantes de la capital de EE UU, y los alrededores del complejo que constituye el corazón de la política norteamericana.

Miles de policías, agentes del FBI y efectivos de la guardia nacional – en total, unas 40.000 personas integran el dispositivo de seguridad – vigilarán que nada suceda en Washington durante los actos de inauguration, que así llaman en EE UU a la toma de posesión. Desplegados por el Mall, muchos de ellos escoltarán al ya presidente Obama en su camino – asegura que lo hará a pie acompañado de su familia y con el vicepresidente, Joe Biden – desde el Capitolio hasta la Casa Blanca.

Largo día de fiesta
El candidato ha comenzado la jornada temprano, a las siete y media, cuando ha asistido a una misa solemne en la Iglesia Episcopal Saint John, situada frente a la Casa Blanca. Ya dentro en el Capitolio, la ceremonia inaugural comienza con una interpretación musical a cargo de la Banda de la Marina y el Coro de Niños y Niñas de San Francisco.

Justo a las 11.30 horas, la senadora demócrata por California Dianne Feinsten abrirá el acto con la bienvenida para que después el pastor Rick Warren, de la iglesia evangelista de Saddleback (California) haga la invocación.

La música toma entonces de nuevo la escena, montada en la fachada oeste del Capitolio, nada menos que en labios de Aretha Franklin, la gran dama del soul, una de las más grandes estrellas de la música estadounidense de todos los tiempos. Ella dará paso al juramento de Joe Biden, ante el magistrado del Supremo John Paul Stevens.

El testigo musical lo tomará a continuación John Williams, el compositor de varias de las más conocidas melodías de la historia del cine, como las de Tiburón, Indiana Jones o La guerra de las galaxias. Bajo la batuta de Williams tocarán el afamado violinista israelí Itzhak Perlman y el violoncelista de origen chino Yo-Yo Ma.

Serán en torno al mediodía (18.00 GMT) cuando Obama tome su juramento acompañado por su mujer, Michelle, y sus hijas Sasha y Malia. Obama levantará la mano derecha y, con su mano izquierda sobre la misma Biblia sobre la que juró en 1861 Abraham Lincoln, pronunciará la fórmula encabezándola con su nombre completo: Barack Husein Obama. Entonces pronunciará el discurso destinado a llenar de ilusión al pueblo de EE UU, inmerso en una gran crisis económica y de prestigio. El acto se cerrará con un poema leído por la poetisa Elizabeth Alexander y con la bendición final a cargo del reverendo Joseph Lowery, defensor de los derechos civiles. Una salva de 21 cañonazos y la interpretación del Himno Nacional por el coro Sea Chanters de la Marina.

www.elpais.com

Barack Obama
Barack Obama
carlo lo re Violetta Lima Luciana Cameli Livia Di Pasquale Leandro Perrotta Ignazio Del Campo Fabiola Foti Alessandro Puglisi
Design & GUI by Mushin | Many Thanks to FamFamFam (icons) & Komodomedia (icons) & chrfb (icons) | Hosted by MediaTemple